Mis ángelessinalas

Mis ángelessinalas

Hoy empezaré por pedir disculpas. Estrené este blog hace unos meses con las ganas y la ilusión de que no faltase lectura ni entretenimiento ligero, y de irme renovando con sonada constancia y periodicidad.

Ole, ole y ¡ole!, que diría. Pero la vida no siempre entiende de propósitos ni cabezonerías. Ahora llevaba demasiado tiempo sin poder pasarme por aquí… Todos los huecos tienen una razón para seguir vacíos.

El mío tiene nombres y apellidos. Y una enfermedad detrás que hacía poco ya se había llevado tan injustamente a mitíoCarlEs y miprimoChicho. Ahora ha sido a misuegro, el abuelito.

Soy de lágrima fácil. Mucho. Y llevo un añito. También murió miabuelita, la Mamí, que tanto la quería que me da igual si le tocaba o no.

Menos mal que la vida aprieta pero no ahoga. Menos mal: este año negro también ha tenido sus cosas buenas. La másmejor, mi hija pequeña. La ceporrina, como decía el abuelito. Risueña y juerguista como la que más. Ella y su hermana son un par de sonrisas andantes, bonitasbonitas de lo más. 

Con ellas, estos momentos malos… lo han sido menos. «¿Mamá, el agüelito?», me pregunta a veces la mayor. «Está en el cielo, bonita, en el cielo». En ese trocito de ahí», le digo. Y le tiramos un beso. Paaaaa, hace ella. Su hermana, apenas acierta el gesto.

Calculo que entienden entre cero y nada, pero me miran con esos ojos grandes y risueños… Mis pequeños ángeles. Que cuidan de mí sin que ellas lo sepan. Que me levantan cuando he agotado las fuerzas. Que me hacen sonreír cuando la vida aprieta. Mis ángeles de la Tierra, mis ángelessinalas.

Y ahora, con permiso, me voy a por un pañuelo. O una fregona, casi mejor, que me ha vuelto a entrar la llorera y sería muy tonto que alguien se resbalara en casa por un repentino dramón.

Nos vemos pronto, de nuevo, por aquí 🙂

@annamurillo

15 Palomitas

3095 Total Views 1 Views Today
Next Post:
Previous Post:
There is 1 comment for this article
  1. Marta at 10:05

    Me dijiste que no lo leyera, pero no podía evitarlo, y ahora necesito más que una fregona.
    Que palabras más bonitas, dulces, tiernas y sinceras. Me ha encantado eso de que te cuidan sin saberlo. Es que son un encanto tus ángelessinalas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *